lunes, 29 de octubre de 2012

Cuentos carnívoros, una manera de apasionarse por la carne y el mundo literario.


Suelen ocurrir en la mayoría de los casos que las novedades literarias no interesan de manera pasional y sin contemplaciones, en la mayoría de los casos el paso desapercibido de libros viene dado por las prisas y la acumulación de novedades y de títulos intranscendentes. Ante tal avalancha, en muchos casos el lector se puede ver agobiado, y aquí la máxima contemplativa que yo practico es: la lentitud sin pausa, el saber observar detenidamente las aguas mansas y los productos literarios que se nos ofrecen a diestro y a siniestro como una feria literaria. Bernard Quiriny es un excepción, este joven escritor belga con varias obras a sus espaldas tiene un presente prometedor y sus: "Cuentos carnívoros" (Acantilado, 2010) lo delatan. Narraciones de ambientación gótica, donde el sarcasmo y la ironía están presentes; la reactualización de este género no es algo novedoso pero si  la perspectiva y sus ambientes. Carne sobre carne , uno tras otros se van construyendo estos mágicos relatos que todo lector atento no se debería perder. Además podremos  saborear el excelente prólogo del escritor:  Vila-Matas. Un libro que no te deberías perder bajo este lluvioso otoño que nos asola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario