viernes, 14 de octubre de 2011

David Bowie siempre nos sabe a mucho.


Multitud de discos le avalan, canciones emblemáticas, gente conocida que sabe mucho y bien sobre este monstruo musical: David Bowie siempre se reinventa así mismo, y prueba de ello es su disco: "Heathen" (año 2002) que pasó casi desapercibido para crítica y publico en general. Tres temazos que tiene poder energético en un disco de doce temas: Slip Away, Afraid y Slow Burn. Slow Burn un tema que no pasa, un clásico en definitiva que está esperando ser escuchado. Pasen al salón musical y luego me cuentan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario