martes, 17 de mayo de 2011

Me lo dijo el cocinero del rey. No hay dos sin tres. Mágico y misterioso: La Cafetería Letual de Noreña lugar de perigrinación gastronómica.



Nadie que haya estado en Noreña podrá decir que se come mal, igual regular pero nunca mal, y en muchas ocasiones sobresaliente. En esta ocasión elegimos un lugar extraño y mágico: una cafetería de la villa donde sirven también comidas. Su nombre: Cafetería Letual. C/ Florez Estada. Nº16. Noreña. Cafetería que puede pasar desapercibida para el visitante pero no para el lugareño, pues es lugar concurrido por la parroquia en festivos y días de guardar. En tan insigne ciudad, uno puede pedir muchas cosas pero nunca debe rechazar algunas de ellas: Picadillo con patatas, de fino grano y grasa mínima, sabor espectacular y digestivo. Otra de las atracciones: Los callos, imposible rechazar tan tentadora oferta, sabor tierno e intenso, pocos callos mejores he comido en Asturias. Luego de tercer plato: unas carrilleras ibéricas, blandas y consistentes, intenso sabor de carne notable. Y si además para rematar la faena se ofrece a los comensales postres caseros variados de la siguiente guisa como: tarta de frisuelos, tarta de chocolate, tarta de avellana o arroz con leche. La cena puede quedar espectacular. Todo ello regado con cerveza (si bien la carta de vinos es interesante: Riojas, Ribera del Duero, Valdepeñas, etc.). Tres cafés y una infusión para rematar la faena. Cuatro comensales. Precio: 53,80 euros. Insuperable jugada. Hablamos de carne en esta jornada pero para estómagos más ligeros: los chipirones, calamares y parrochas buena pintan tenían (y en otra ocasión pudimos degustarlos). En conclusión otro secreto más que como siempre me lo dijo: el cocinero del rey, apunten restaurante, o mejor dicho cafetería noreñense. Yo repito, ¿ Y ustedes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario