lunes, 17 de enero de 2011

Contracorriente: David Suárez o los Pikotazos del Gallo.


Un mes cargado de eventos, este jueves 20 de enero a las 20 horas en el club de prensa de La Nueva España se presenta el nuevo libro de poemas de David Suárez ("Picotazos al Cabrales de un Paxarín Bizarro" editado por EiKasia.), actúa como maestro de ceremonias el escritor: Manolo Villarroel. David Suárez o Suarón es uno de esos escritores "rara avis" que necesita más a menudo la región asturiana, escritor que ha sabido mezclar como nadie las diferentes tendencias vanguardistas, así bajo fórmulas poéticas que beben del dadaismo, surrealismo, la literatura popular, el rock urbano y el realismo sucio, escribe una poesía que puede ir desde el chiste reivindicativo de una causa perdida hasta la reflexión y la sentencia sobre el paso del tiempo, la muerte o el desengaño amoroso. David Suárez, el último mohicano romántico en este territorio astur que nos contempla vuelve a la carga de nuevo. Mezcla en este libro tanto asturiano como castellano en la idea que vivimos en una sociedad plurilingüe. Suarón práctica una poesía de la calle, no estática, de acción y reacción con el público de bares y otros lugares innombrables, pues sigue al pie de la letra las máximas de: "La poesía es un arma cargada de futuro por cojones" o "Jamás de los jamases nos volverán a secuestrar la poesía las élites y sus secuaces". Poesía para el pueblo y por el pueblo, popular, transgresora y de corte social, crítica en definitiva con la sociedad que le ha tocado vivir. Él define de manera clara su estética y actitud: "Bueno la idea era crear mi propia vanguardia: la Suaronada o el Punkbizarrrismo astur. Como podrás ver hay referencias al dadaísmo, al futurismo, al surrealismo, al postismo español y a la literatura beat o realismo sucio. También mezclo bable con castellano cosa que podría molestar a ciertos sectores. Es un libro, con intención de molestar a la alta cultura asturiana jejej". Divertido y transgresor, David Suárez no va a dejar indiferente a nadie que se deje caer por uno de sus saraos poéticos y presentaciones de libros. Todo el mundo cabe en esto de la poesía, y Suarón , por supuesto el primero; algunos se empeñan en decir lo bueno y lo malo de la literatura, sentar cátedra de forma continua sin dejar que el pueblo tome la palabra, otros opinamos que el público pone a cada uno en su sitio más tarde o más temprano. Los lectores siempre tienen la última palabra. A Suarón no le faltan seguidores. Parece que a alguién le están creciendo los enanos.
Ahí les dejo dos poemas para que opinen.

EL DULCE ANOCHECER DE LES GAITES
Hay habitaciones más hermosas que las heridas.
Louis Aragón.
Ser feliz ye encontrase frente al espejo
y entrever el frío güesu.
Pensar que tienes una pistola de agua
en la mesita de la habitación
y pos-it con nombres escritos.
Ser feliz ye dase cuenta
de que el círculo parpadea
y el futuro sólo tien dos escenas:
un charco tomate
al lláu de mi cadáver
que respira y ríe
o la monotonía de una celda
con jacuzzi y bis a bis.
Ser feliz ye sacar la escobilla
y el perboratu sódicu
pa lavase los dientes
mientres escuches les gaites
y pienses en el traje negro,
la maleta y la montera picona
y en la húmeda noche de la venganza.

LOS HOOLIGANS DE LA POESÍA
Llegan los hooligans a la poesía,
sin camiseta, gafas de sol, jarra en mano
y una bufanda que pone:
No me preocupa la cultura, tampoco la literatura.
Odian a muerte al grupo poético rival.
Gritan:
“En la próxima lectura, presentación o conferencia
vamos a meteros vuestros putos versos por el culo
y romperos una botella en toda vuestra jodida cara.
Se acabaron las palabras,
aquí ahora mandamos nosotros.
Pandilla de frustrados.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario