martes, 20 de julio de 2010

Cine Prohibido en Santander.

Les hago una pregunta sin sustancia:¿Con cuatro películas españolas se puede explicar la censura y la represión bajo el franquismo? Yo creo que sí, y si además tienes al genial director e historiador cinematográfico: Jesús García de Dueñas, el éxito está garantizado. Divertido, dicharachero, un raudal de emoción y gran conocimiento del medio. Dueñas es un maestro y este curso de la UIMP un acierto. Un curso que lleva por título: Cine prohibido. Censura y represión bajo el franquismo. Ayer tocó ver la película: "Rojo y Negro (1942)" del falangista Carlos Arévalo. Nos enteramos de la importancia del cine en la época de la II República Española (1931-1936). Del papel hegemónico de Los estudios Chamartin (fundados en el año 1933) y que en la actualidad se llaman: Estudios Buñuel (de TVE). A pesar de que el director es falangista recibe una censura no por el siniestro organismo : La Junta de Apreciación de Películas, un gabinete censor del régimen que se pone a funcionar el 15 de Julio de 1939 y no parará hasta el 14 de febrero de 1976 sino por la presión asfixiante de la época, ahí queda eso.
La acción de la película transcurre en el año 1936, la guerra civil como motor de la historia de amor entre una falangista (la famosa actriz: Conchita Montenegro) y un comunista (Ismael Merlo) en el Madrid de aquella época, la importancia de las Checas (la famosa Checa de Fomento), los paseos, los quinta columnistas, las delaciones, el miedo a ser acusado... Con un gran decorado y presupuesto, actores de peso y con un notable ritmo en la trama, nos muestra la visión de falange sobre la Guerra Civil.
Conchita Montenegro (San Sebastián; 11 de septiembre de 1911 - Madrid; 22 de abril de 2007), modelo, bailarina y actriz española. Hoy en día casi olvidada tras más de 60 años retirada de la escena, destacó por ser la primera mujer española que triunfó en Hollywood, tanto en español como en inglés. Otra razón poderosa para ver esta película.

Eso sí, los nacionales muy buenos muy buenos y el bando republicano salvo excepciones unos analfabetos radicales. No se esperen objetividad por algún sitio que no existe. Manipulación 100%. La película llama de forma un tanto indirecta a la reconciliación nacional, debido a las dudas y el arrepentimiento del personaje principal (Ismael Merlo) ante los acontecimientos que se desencadenan. La película se estrena en el famoso cine Capitol, uno de los cines más importantes del Madrid de aquella época, ante las presiones de los grupos falangistas por su supuesta visión reconciliatoria: el filme se retira a las dos semanas de ser proyectado. Autocensura de la distribuidora y del director por miedo a; si tuviéramos que poner un adjetivo calificativo de estos primeros años cuarenta en la España franquista este sería: Miedo a hablar, a contar, a decir... No quiero ponerles ejemplos reales y actuales de tales situaciones que se producen a lo largo y ancho de este globo terráqueo, pero ejemplos tienen a patadas de gobiernos y dictaduras.

Cuatro películas constituyen el esqueleto argumental de este curso magistral: Rojo y negro (Carlos Árevalo, 1942), Los jueves, milagro (Luis García Berlanga, 1957), Viridiana (Luis Buñuel, 1961) y Diferente (Luis María Delgado, 1962). Si tienen ocasión de escuchar a Jesús García de Dueñas en cualquier lugar no pierdan un minuto: persona comprometida con su oficio, apasionado cinéfilo, divertido y ameno orador, sin pelos en la lengua, un sabio del cine español y de los entresijos de la farándula hispana. Yo, por lo pronto sigo saboreando de forma lenta y pausada de este curso... y ya les cuento.

1 comentario:

  1. Hombre, yo no sé de historia estimado Rufián, pero considero que el mejor film de aquellos años de "francos" y suevos es ese peliculón titulado Raza, que dicen fue "dirigido" en la sombra por el inefable Caudillo.
    En fin, ya sabes....
    ¡Gora España!

    ResponderEliminar