sábado, 10 de abril de 2010

Lo fugitivo permanece y dura o el arte de amar a solas. Javier Lasheras el poeta que canta al amor.

Desde su primer libro publicado allá por el año 1990 ("Poemas". Premio Asturias Joven), Javier Lasheras apuntaba ya una escritura poderosa que han confirmado su posterior obra poética: La Paz definitiva de la nada de Martín Huarte (Endymion, 2000) y Fundición (Algaida, 2008). Poeta de lenta escritura, y donde el tema del amor-desamor es una de sus constantes temáticas. En su primer libro el desengaño inocente y la pérdida de ese amor irrecuperable es su motor temático, para pasar a un segundo poemario donde el amor carnal y tumultuoso, la pasión bajo múltiples formas hacen de este libro (ninguneado por algunos) y que si me permiten, releyendo, después de diez años me permito destacar cómo uno de los poemarios más potentes de poesía amorosa escritos los últimos años en Asturias, la influencia clara de los maestros: Félix Grande, Antonio Machado y Pablo Neruda es evidente, pero repito, consiguen un vuelo notable donde encontraremos poemas apasionantes y apasionados, aptos para todos los públicos, paladeen, degusten sus versos y ya me cuentan luego. Fundición, tercer libro hasta el momento, encarna por contra, un amor diferente, que es el tema de fondo con el paso del tiempo, pero es este, un amor platónico, místico, inalcanzable, dónde la sombra y las dudas no aparecen, y donde la mujer amada, y la felicidad del amor en sus múltiples facetas dibuja de arriba abajo todos sus poemas. Poemario irregular (con poemas eso si, sobresalientes) pero que conforma un avance nada desdeñable y a tener encuenta en el mundo poético de Lasheras, a la espera, eso si, que este poeta tan personal y necesario en el ambiente literario asturiano nos traiga nuevo hijo literario, por lo pronto, tenemos la ocasión de poder verlo recitar este viernes 16 de abril a eso de las 20:00 horas en el Aula de las Metáforas de Grado, quizás nos traiga nuevos poemas o los mismos, da igual, Javier Lasheras, un valor seguro de la poesía asturiana por mucho que algunos se empeñen en negarle el pan y la sal;para una gran mayoría tiene: el reconocimiento y el aplauso por ser con derecho propio un poeta significativo de la generación de los noventa asturiana. Y para botón de muestra de lo dicho les dejo con dos poemas de mi libro preferido (La paz definitiva de la nada de Martín Huarte). Salud y buenos alimentos.
Presencia
Sólo el fuego
limpiará tu mirada del tiempo,
cauterizará heridas,
pondrá las cenizas en su sitio.
Y para no ensuciar más las palabras
hienas de asco y odio,
de fétido olor a muerte
también el fuego.
Pero ni el fuego borrará
tus manos de mi cuerpo.
El abrazo de los dioses
De todas las palabras
de asco rabia odio
de dicha amor felicidad
no te quedes con nada
por que lo único cierto
de toda esta historia
sólo fue nuestro abrazo.
Sólo en ese instante fuimos dioses,
solo ahora, soy humano, soy mortal.
Para más información sobre el poeta:
http://javierlasheras.wordpress.com/ (el blog del escritor Javier Lasheras).

No hay comentarios:

Publicar un comentario