lunes, 7 de diciembre de 2009

Lu Wenfu, pasión por las calabazas o el arte del buen comer.

La propuesta de esta semana, no va de lugares ni de actos culturales. La relectura de un autor de sobra conocido para un público minoritario como es: Lu Wenfu (1928-2005), novelista chino de dilatada carrera literaria. Hoy presentamos una de sus novelas más sugerentes: El Gourment, editada por Seix Barral en el año 1994, con una excelente traducción de Pilar Giralt. Mi acceso a este libro fue gracias a la biblioteca pública, lugar propicio para encontrar tesoros de este calibre. Si mis informaciones no me fallan creo que está agotado, sería conveniente una reedición de dicho libro, mientras tanto las librerías, aguardan a sus futuros lectores. Lu Wenfu repasa los años cuarenta, cincuenta, sesenta y setenta de la China Maoista. El narrador es un joven, entusiasmado con las ideas revolucionarias, que recibe el encargo de dirigir un restaurante en Suzhou, ciudad de reconocida fama gastronómica. Su idea es llevar también la revolución a la comida china, por lo que introduce drásticas medidas que desvirtúan a la larga su prestigio. A la vez, el narrador ofrece su antítesis, Zhu Ziye, un personaje que vive de las rentas, un "burgués capitalista" que sólo piensa en comer, pero en comer bien. La relación que los dos mantienen con la comida es uno de los puntos fuertes de esta novela. Bajo un tono sarcástico, con un lenguaje sencillo donde las personas y la comida interactúan a los largo de la vida de los personajes principales. Novela que realiza un crítica demoledora de la China Moista, donde la paradoja y el absurdo están a la vuelta de la esquina. Un canto "al comilón" y a la delicadeza de las cosas bien hechas, pues en China, la comida y todo lo que a esta rodea es un arte. También se puede ver este libro como un tratado del buen comer y de la sensibilidad china, y más en concreto de sus habitantes y su ciudad: Suzhou. ¿Habían probado alguna vez pequeños brioches de jade, jamón confitado con miel, albondiguillas con apio, hígado de cerdo salteado al ajo y un sin fin de platos que van desfilando de manera magistral, en el momento apropiado por su ciento cuarenta y una páginas? El Gourmet, novela de altos vuelos de uno de los escritores clásicos chinos imprescindibles del siglo XX.

1 comentario:

  1. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    RUFIAN RODRIGUEZ


    DESEANDOOS UNAS FIESTAS ENTRAÑABLES DE NAVIDAD 2009 ESPERO OS AGRADE EL POST POETIZADO DE CREPUSCULO.

    José
    ramón...

    ResponderEliminar