martes, 23 de junio de 2009

Salvemos la Fábrica de Gas.



Me llega la noticia, triste noticia del intento de especulación de uno de los edificiones industriales más emblemáticos de la ciudad de Oviedo: La fábrica de Gas y los Chalets de la fábrica de la Vega. La fábrica de Gas situada en una mis calles preferidas: La calle paraiso, lugar mágico del casco antiguo ovetense. Tortuosa calle, con un recorrido de la imponente muralla medieval a un lado, al otro, algunas de las viviendas más antiguas de oviedo (se datan algunas de ellas en torno a 1808), algún que otro limonero se divisa en altura, música que suena mientras caminas de algún alumno del conservatorio, y al final de ella, el edificio mágico, industrial: La fábrica de Gas. Una parte de nuestros recuerdos puede ser borrada de cuajo por especuladores y políticos insensibles al patrimonio histórico artístico de una ciudad, sin esos edificios la ciudad pierde presencia, se convierte en otra ciudad más de cualquier parte del mundo, sin personalidad. Luego algunos quieren vendernos la ciudad como centro turístico y culto de la región. Y si no, que se lo digan a Antonio Masip cuando se cargó la estación del Vasco en la década de los ochenta y cuanto se arrepintió con posterioridad del atropello urbanístico consentido. Parece que la historia se repite. Mismos hechos pero distintas caras. Son estas cuestiones que todo ciudadano debe anotar a la hora de dar su voto.

Siempre es plausible cualquier tipo de iniciativa política o ciudadana que luche por perpetuar nuestro casco antiguo. Se ha creado una plataforma al respecto, y para más información ahí teneís un blog interesante sobre especulación urbana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario